Vino osado pálido y atractivo. Tiene aroma de frutas rojas como las cerezas, fresas i frutas del bosque con notas de cítricos. Es a la vez fresco y persistente en boca.

Acompaña perfectamente platos de pasta, legumbres, arroces, verduras, entremeses, carnes blancas y quesos frescos y semicurados. Tapas y embutidos. Temperatura óptima de servicio entre 8 y 12 ºC.

Combinación de las variedades Garnacha, Mazuelo y Merlot. Vendimiadas en el momento óptimo de maduración. La fermentación alcohólica tiene una duración aproximada de 15 días a una temperatura de 16ºC.